La Bodega

Origen, autenticidad, dedicación y vanguardia.

Tr3smano hace permanente referencia al número inicial de soñadores que dieron origen a este vino: tres.

También persigue hacernos recordar la expresión del antiguo castellano — “trasmano” o “desmano” — para identificar aquello que no está al alcance de la mano sino un poco más atrás, que está afuera del camino.

Todo lo que no es fácil de encontrar y conseguir.

Como lo es hacer un buen vino.

Tr3smano, en síntesis, une el origen donde nace la esencia de una región tradicionalmente vinícola que ha sabido convertir las asperezas en fiesta, la labor en vigor y la tierra en vino.

Para nosotros, el vino se hace en la viña. Después, innovación y tradición se unen para obtener un gran vino.

Concepto y arquitectura

El concepto de la bodega, creado por el estudio de arquitectos Konkrit Blu, busca la integración del edificio en el paisaje con el mínimo impacto visual y el mínimo impacto en el medio ambiente, gracias al uso de materiales de la tierra y de la luz natural del lugar.

La estrategia consistió en aprovechar el desnivel de la parcela para enterrar parcialmente el edificio: al norte, las cinco puertas de vendimia conectan el campo con la sala de elaboración y actúan de puntos de vertido de uva por gravedad, como se realizaba antaño.

El uso de la gravedad favorece tanto la calidad del producto final como la optimización energética.

En el proyecto, la luz es el otro elemento esencial: luz en mayor o menor incidencia sobre la masa y el espacio.

Así, en la sala de maduración donde duermen las barricas, enterradas en silencio, la entrada de luz es mínima e indirecta, en contraposición a la sala de elaboración, bañada por la luz.

En esta arquitectura, el material escogido, hormigón — o cemento — in situ, representa el material total, que aporta continuidad a la tierra a partir de la tierra.

El hormigón de los muros actúa como aislante térmico, lo que permite reducir el uso de climatización y ventilación forzada.

Por otro lado, se consigue controlar la incidencia solar mediante un sistema de laminas horizontales de aluminio a lo largo del muro cortina.

De esta manera, la ergonomía de la bodega con sus dos caras alargadas presenta ventajas funcionales con buenas condiciones lumínicas, ventilación natural, máximo aislamiento térmico — en salas de elaboración, crianza y maduración — y conexión entre sus espacios interiores.