Desde 1597

Casa Madero

En el año 1568 Fray Pedro de Espinadera y Francisco Cano, descubren lo que hoy es el Valle de Parras. Más tarde, en el 1594 llegan los Jesuitas y establecen la Misión de Santa Maria de las Parras y producen el primer vino de Parras. Un año más tarde, Don Lorenzo García, solicita a Felipe II Rey de España, una «Merced» o dotación de tierras.

El 19 de agosto de 1597, el gobernador de la Nueva Vizcaya, Diego Fernández de Velasco, entrega la merced autorizada por el Rey Felipe II, con el expreso propósito de plantar viñas para producir vino y brandy dando así formal nacimiento a la Hacienda de San Lorenzo, lo que hoy es Casa Madero. Unos meses después, el Padre Agustín de Espinoza y el Capitán Antón Martín Zapata, fundan el pueblo de Santa María de las Parras.

Un siglo después, en 1699, el rey Carlos II, prohíbe la producción de vinos y destilados y fue entonces la iglesia quién administraba las “Cofradías”.

A principios del siglo XIX, en 1810 comienza la guerra de la Independencia y Hacienda de San Lorenzo siguió haciendo vino hasta la consumación de la independencia. En 1853, Don Evaristo Madero inicia su 1ª empresa que consistía en dar servicio de transporte en carretas, entre Nuevo León, Saltillo, Coahuila y Texas. En 1870 crea una empresa de textilería “La Estrella”. Diez años más tarde trajo generadores eléctricos a sus diversas empresas y le nombran Gobernador de Coahuila.

Fue ya en 1893 cuando compra la Hacienda de San Lorenzo a la compañía francesa San Lorenzo Mexique, en 500,000 francos y en 1902 funda la Casa Hogar Quinta Manuelita y el Banco de Nuevo León.

La familia Madero, tenía amistad con Tomás Alba Edison, Alexander Graham Bell y Abraham Lincoln.

En 1910 se inicia la revolución mexicana, liderada por Francisco I. Madero, nieto de Don Evaristo Madero posteriormente es electo presidente de México. Medio siglo después, en 1974, José Milmo Garza toma la Dirección de Casa Madero quedándose como único propietario. Con apoyo de la Universidad de Montpellier y de la Universidad de Davis California, se realiza un estudio del terruño y se seleccionan las mejores variedades.

En 1999 se exportan los vinos de Casa Madero a 27 países y en 2003 se abren las puertas de Hacienda San Lorenzo para visitas turísticas y orofesionales.

Cuatro años después, tiene lugar el lanzamiento de la primera cosecha Casa Madero 3V, para venta exclusiva en primera clase de Mexicana de Aviación.

En 2012 Casa Madero obtiene una Certificación por implementar el primer viñedo orgánico de México, y se presenta la Primera Línea de Vino de Uvas Orgánicas de Casa Madero y del país, siendo la primera vitivinícola mexicana en obtener este tipo de certificación.

En 2016 se renueva la imagen de Casa Madero, unificando la línea de etiquetas y categorías. El concepto de la nueva imagen nace de una profunda mirada a nuestra historia, legado, geografía y arquitectura, con una nueva visión a futuro. El lenguaje de marca, expresa pureza y simplicidad con detalles como texturas de papel que fielmente representan las texturas encontradas en los blancos muros de la Hacienda San Lorenzo, así como los antiguos manuscritos extraídos del Libro de Las Mercedes.

En 2017 Casa Madero celebra su 420 Aniversario con un magno evento y se presenta la primera cosecha de Gran Reserva 3V y Gran Reserva Malbec. En 2019 se presenta 1597 Selección de Barricas. La máxima expresión del Valle de Parras.

En la actualidad, Casa Madero sigue siendo una empresa 100% Mexicana y está en la 5ª Generación de la familia Madero.

Casa Madero es la vinícola más antigua de América y la más antigua del mundo fuera de Europa. (Las vinícolas creadas antes de Casa Madero ya desaparecieron o dejaron de producir) 1ª VINÍCOLA MEXICANA CERTIFICADA COMO

Hacienda San Lorenzo

El hogar de Casa Madero, nombrada así por su fundador Don Lorenzo García, quién a finales del siglo XVI, vio las bondades que ofrecía el Valle de Parras. Un lugar que habla de austeridad, simplicidad y belleza de contrastes.

Valle de Parras – Coahuila

Al pie de la Sierra Madre Oriental, en la región sur-central del estado de Coahuila al noreste de México, se encuentra el fértil Valle de Parras, un oasis en medio del desierto que alberga a la vinícola más antigua del continente americano.

Desde su descubrimiento, los primeros conquistadores quedaron sorprendidos por su gran profusión de vides silvestres, con las cuales se elaboraron los primeros vinos de la región.

Se caracteriza por contar con un microclima seco semicálido y una altitud de 1500 msnm, lo que permite una amplitud térmica ideal para la maduración de las uvas y así lograr vinos de la más alta calidad.

El Valle de Parras es muy árido y se trabaja arduamente para cultivar las vides. Casa Madero, no compra uvas, solo puede producir lo que la naturaleza le permite, por lo que algunas etiquetas pueden agotarse en alguna época del año.

Terruño

Desde 1597, Casa Madero honra el valor de su tierra, respetando las características tan especiales que esta ofrece. Su suelo arcillo-arenoso, con buenos niveles de caliza, se nutre por manantiales y aguas subterráneas haciéndolo idóneo para el cultivo de la vid. Terruño idóneo para la plantación de viñedos y elaboraciones de vino con las condiciones climáticas adecuadas y un microclima específico.

En invierno, al estar entre 5º C y 10º C bajo cero, la planta puede descansar, lo que permite podarla sin dañarla para mantener una planta vigorosa y conseguir la mejor calidad de uva en cada vendimia con madurez fisiológica y fenólica.

También se realizan trabajos de perfil de suelo para ver las diferentes capas y elementos para plantar la vid más adecuada en cada zona. Los suelos son de arena, arcilla, canto rodado, hierro y cal (también tienen restos fósiles marinos).

Lo más importante para Casa Madero es entender y adecuarse al entorno, clima, suelo y viento. La producción se lleva a cabo con prácticas orgánicas certificadas y si es necesario se generan barreras naturales y estanques para almacenar el agua de lluvia para el riego por goteo.

El control de plagas, se realiza sin agroquímicos, cuidando el medio ambiente y la planta. Este tipo de terruño ayuda a no tener plagas a diferencia de otras zonas vinícolas del mundo.

Vendimia

La Vendimia es principalmente nocturna para aprovechar al máximo los polifenoles de las uvas. Características
de una vendimia tardía (Cosecha tardía).

Durante el mes de agosto, toma lugar la Feria de la Uva y el Vino, las Fiestas de San Lorenzo y las Fiestas de la Vendimia, que se festejan desde el inicio de Casa Madero. El verano marca la llegada de la vendimia y con ello la celebración de la cosecha de la uva cuando está en plenitud de maduración para elaborar el vino.

Tecnología y vanguardia

Casa Madero es la vinícola más antigua de América pero también la más moderna en tecnología de México.

Después de una buena cosecha la bodega es el lugar donde los expertos enólogos crean la magia de nuestros vinos.

Identidad de colección – vinos

El lenguaje de marca expresa pureza y simplicidad con detalles como texturas de papel que fielmente representan las texturas encontradas en los blancos muros de la Hacienda, así como, los antiguos manuscritos extraídos de los Libros de Las Mercedes, documento original que atestigua cada suceso desde su fundación, presenta a una vinícola fresca, inteligente y llena de historias que contar.

Casa Madero evoluciona, transforma y reinventa como una marca que entiende sus raíces para conectarse con las nuevas audiencias, al orgullosamente contar con la magia de un valle fértil con una gran historia.

Ensambles 3V

Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot

Creados para ubicarse en la vanguardia y ensamblados pensando tanto en conocedores como en nuevos paladares. Son vinos afrutados de corte contemporáneo, atrevidos y muy próximos al gusto actual. El equilibrio perfecto entre las diferentes variedades que los conforman, los hace ideales para todo tipo de ocasiones. Modernidad, versatilidad y balance son las características icónicas de la colección Ensambles.

Descarga la ficha técnica

Malbec

Vinos que destacan el carácter, expresión y potencial de la variedad particular con la que están elaborados. Creados con un balance perfecto entre las sensaciones frutales de la uva y los matices nobles y cálidos de la crianza en barrica. Ideales para ser disfrutados en el momento o guardarlos por unos años. Son vinos amables, de gran equilibrio y buena estructura, con el único anhelo de hacernos apreciar la autenticidad de cada varietal.

Descarga la ficha técnica

Shiraz

Vinos que destacan el carácter, expresión y potencial de la variedad particular con la que están elaborados. Creados con un balance perfecto entre las sensaciones frutales de la uva y los matices nobles y cálidos de la crianza en barrica. Ideales para ser disfrutados en el momento o guardarlos por unos años. Son vinos amables, de gran equilibrio y buena estructura, con el único anhelo de hacernos apreciar la autenticidad de cada varietal.

Descarga la ficha técnica

Gran Reserva 3V

Cabernet Sauvignon, Shiraz y Cabernet Franc

Vinos que destacan el carácter, expresión y potencial de la variedad particular con la que están elaborados. Creados con un balance perfecto entre las sensaciones frutales de la uva y los matices nobles y cálidos de la crianza en barrica. Ideales para ser disfrutados en el momento o guardarlos por unos años. Son vinos amables, de gran equilibrio y buena estructura, con el único anhelo de hacernos apreciar la autenticidad de cada varietal.

Descarga la ficha técnica